dissabte, 31 de maig de 2008


Ayer vi cansancio, pesadumbre, aburrimiento.
¿Era eso lo que realmente era?
Yo qué se.
Se me ocurrió incluso un monólogo dramático para expresarme.
Pero decidí que era muchísimo mejor que no lo escribiera en ninguna hoja, ni tan sólo en mi mente. La verdad es que ya no me acuerdo.
Oí también palabras de desprecio, unas palabras que abrían corazones pero cerraban oídos. Esa pared a la que gritas los defectos de los demás y que al fin y al cabo son los propios.
La verdad es que deseaba que todo volviera a ser como antes donde las risas eran risas, no espacios de tiempo para llenar.
No entiendo NADA.
Creo que mi monólogo hablaba de los colores que veía, de las “metacogniciones” que me quería proponer. Cosas que una vez dichas quedan atrás, tan atrás que no soy capaz de recordar. Y sí, han pasado menos de 24 horas. Grave.
Experiencias a parte, creo que todo se está volviendo decrépito.
Y también creo que tarde o temprano la distancia hará de las suyas y claro como es lógico la distancia distancia así que ¿qué? ¿Dejo que todo siga su curso (las cosas pasan porqué tienen que pasar) o hago algo –ni que sea insignificante- para arreglar lo que sólo para mi se está cayendo a pedazos(dejemos que intervenga algún que otro principio de causalidad)?
¿Prioridad propia o prioridad comunitaria?
Lo podría complicar un poco más, pero da igual. Al final nada pasa por casualidad y todo pasa porque tiene que pasar.

dimecres, 28 de maig de 2008


Hasta la persona más segura del mundo tiene ladrones dentro.

divendres, 23 de maig de 2008


un altre cop aquella sensació negativa